DESPLIEGUES FTTH SEGUROS

Como es sabido, durante los últimos años todos los operadores de acceso a Internet están volcados en despliegues de redes de banda ancha de alta velocidad, en especial despliegues FTTH, evolucionando las líneas de cobre como el xDSL en el caso de los grandes operadores, o las líneas de RF, más propias del operador local.

En este artículo queremos explicaros qué es una red FTTH, qué futuro les depara a estas redes y una serie de consejos y recomendaciones en cuanto al despliegue de estas redes.

Qué es una red FTTH

Para quién no esté muy entrado en la materia, una red FTTH es una red de fibra óptica hasta el hogar (Fiber To The Home) que por sus características técnicas, permite ofrecer al cliente final o abonado acceso a internet de muy alta velocidad, sin las limitaciones técnicas propias de otras tecnologías, con grandes atenuaciones con la distancia y ruido, como ocurre con los sistemas tradicionales de cobre, o con la dificultad de mantener una comunicación estable y sin interferencia como ocurre en el sector WISP, con el uso de las bandas de uso común.

Una red FTTH es una red de fibra óptica hasta el hogar (Fiber To The Home)

Este impulso en los despliegues de redes FTTH, de banda ancha; tiene un fuerte apoyo vía subvenciones y préstamos de los gobiernos regionales, nacional y de la propia Comunidad Europea, porque en el año 2020, cumpliendo con los objetivos marcados, todos los ciudadanos de la Unión han de poder conectarse a una red de acceso a Internet que les facilite una velocidad mínima de 30 Mbps, y el 50% de los ciudadanos, deben poder hacerlo a una velocidad mínima de 100 Mbps.

En 2020 todos los ciudadanos deberán poder conectarse a una red de banda ancha de al menos 30 Mbps

Desde Codisa estamos estamos colaborando con los despliegues tanto de los operadores nacionales, como de los operadores locales, siendo estos últimos a los que más servicios les prestamos: tramitación de subvenciones, diseño de proyectos, asesoría técnica y operativa, desarrollo de planes de negocio así como soporte y mantenimiento de la red una vez realizado el despliegue.

Gracias a esta colaboración, hemos tenido la oportunidad de ver escenarios de lo más variopinto, situaciones en las que el operador hace una apuesta por la calidad del despliegue y como consecuencia, del servicio futuro a ofrecer, y situaciones en las que lo único que se persigue es realizar un despliegue rápido y económico.

Llegados a este punto, lanzamos una pregunta ¿Se puede decir en realidad que optar por material de bajo coste es lo más económico?

Nosotros la respuesta la tenemos clara:

Canalizaciones para FTTHSi un material, por el simple hecho de que su adquisición sea más económica que otra, no garantiza una longevidad de la red de 15 o 20 años, entonces no es más económico, pues posiblemente, en pocos años, menos de los que imaginamos, la oxidación de los polímeros sobre los materiales que componen las envolventes (oxidación térmica y foto-oxidación), y me refiero a éstas porque suelen ser las más afectadas en esta decisión, provocará una serie de tensiones y desgastes que provocarán que éstas se ‘cuarteen’ y como consecuencia, pierdan sus características de protección frente a la entrada de agua, entre otros elementos.

Si entra agua en una caja de distribución (CD) o en una caja de abonado (CTO), y no ocurrirá únicamente por inmersión, inundación o sabotaje, ocurrirá también por condensaciones ante cambios de temperatura, la fibra que esté al descubierto comenzará un proceso de corrosión cuya primera fase provocará grietas, y en etapas más avanzadas, el incremento de las atenuaciones, fragilidad y ruptura del cable.

Por otro lado, tenemos la parte operativa, es decir, el día a día.

Frente a las CTO de bajo coste que vemos constantemente, con alta de abonado desde el interior de la misma, cuando asesoramos al operador siempre hacemos hincapié en que utilice soluciones que permitan un alta de abonado sin apertura de la envolvente. De esta manera, se reduce el desgaste de los sistemas de cierre y sellado. Pero además, se reduce el riesgo de que el técnico de altas o altero, manipule por error el resto de conexiones, pues hay que tener en cuenta que una topología en cascada, en la que una CTO sirve como elemento de paso para llegar a otra, alberga en su interior cables y fibras segregados al igual que otros que continúan a la siguiente caja de acceso de abonado.

Por estos dos simples motivos aquí expuestos, que quizá no sean los únicos, nos encontraremos en situaciones de corte de servicio, que como mínimo requerirán tener que fusionar nuevamente algunos cables, y en el peor de los casos requerirán el tener que cambiar la caja y rehacer la totalidad las fusiones. Una caja de distribución puede albergar en una red pequeña decenas de fusiones, lo que requiere de horas de trabajo para restablecer la funcionalidad completa de la red.

¿Es esto económico en realidad?

Desde nuestro punto de vista, en absoluto. Despliegues FTTH, que claramente deben durar años, porque en teoría tienen un coste operativo por mantenimiento bajo, debido a la ausencia de elementos activos intermedios, hay que verlo como una inversión, y por lo tanto, plantear una amortización en plazos adecuados, en contra de los despliegues económicos y rápidos, que casi invitan a tratarlos como un gasto.

Y hasta aquí hemos hablado de la parte pasiva del despliegue, pero ¿qué ocurre con la parte activa? Pues tres cuartos de lo mismo.

Nuevamente vemos que frecuentemente se persigue el adquirir la electrónica de red por la vía más económica, pero en muchos casos se dejan de lado requisitos tales como:

  • Soporte técnico de nivel 3. Es decir, el fabricante. ¿Qué ocurre si el equipo deja de funcionar por un motivo no identificado? ¿Paralizamos la red hasta que un tercero, que no tiene acceso al software oficial, consiga localizarlo? ¿hablamos de días, semanas o meses?
  • Continuidad del producto. Imaginemos un despliegue de red en el que, pasados pocos meses, y tras agotar la primera remesa de ONT (equipo de cliente) el proveedor que suministra los equipos de bajo coste indica que el equipo ya no está disponible. Es cierto que torres muy grandes han caído, y que cualquier fabricante puede desaparecer, pero por probabilidad, podemos afirmar que fabricantes que actualmente son líderes mundiales en equipos electrónicos y comunicaciones no desaparecerán fácilmente.
  • Soporte sobre actualizaciones en equipos compatibles. ¿Qué ocurrirá cuando por un motivo aún no identificado, sea necesario, por no decir obligatorio, una actualización inmediata del firmware de cabecera? ¿Existe la garantía de que el fabricante o desarrollador compatible actualice de forma tan rápida como el oficial en situaciones en las que se pierda la compatibilidad?

Por todos estos motivos, es labor de las ingenierías el aconsejar al operador de una forma transparente y defendiendo los intereses de éste. Y es labor del operador, el dejarse aconsejar y requerir de una labor de asesoría y consultoría real, no sólo de suministro de un dibujo de la red, porque una inversión como la que supone un despliegue de red FTTH, ha de ser segura y rentable, y para ello, hemos de utilizar las mejores herramientas y equipos a nuestro alcance que permitan reducir los tiempos de caída de servicio, así como la reinversión a corto, medio y largo plazo.

Y para finalizar, una pequeña pincelada sobre la diferencia en costes de inversión por utilizar materiales de primeras marcas frente a otros de calidad cuestionable.

¿Sabes qué diferencia en coste hay entre despliegues FTTH de unas calidades y de otras?

Un 11% de diferencia. Este es el margen de diferencia de ejecutar un proyecto con material reconocido por su calidad frente al que no lo es, manteniendo el resto de costes constantes.

Comparativo real sobre un despliegue FTTH de unas 3000 unidades inmobiliarias, con despliegue por fachada en el que se valora la ejecución del despliegue con material de primera calidad tanto en distribución como en acceso frente a la misma ejecución sustituyendo estos materiales en acceso por materiales de bajo coste. Sustituir por bajo coste las cajas de distribución directamente no lo contemplamos.

¿Merece la pena ahorrarse este 11% cuando realizamos despliegues FTTH?

Si te ha gustado, ayuda a que llegue a más usuarios. ¡Comparte!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone