Redes OSPF y MPLS con Mikrotik

Mejorando redes WISP. Implementando OSPF y MPLS con MikroTik

En todas las redes WISP que gestionamos utilizamos OSPF y MPLS con Mikrotik, pero muchas de ellas, al menos en sus inicios, tenían un escenario bastante común: un equipo MikroTik, configurado en cabecera para gestionar el acceso de abonados, la velocidad de éstos y alguna que otra regla de firewall, seguido de una serie de enlaces punto a punto y punto multi punto, bien de Ubiquiti o también con MikroTik, todos ellos en modo bridge. Un escenario sencillo de implementar, y que con pocos conocimientos de redes, permitieron conectar varias decenas de abonados sin que el servicio prestado se viese mermado.

Sin embargo, cuando algunas de estas redes tuvieron la fortuna de crecer, los operadores empezaron a sufrir los problemas propios de una red en modo bridge, en la que cuando un abonado estornuda, el resto de la red se contagia y se constipa.

OSPF y MPLS con Mikrotik. Un salto hacia adelante.

Como decíamos, una red en modo bridge permite grandes facilidades para gestión de la misma, pero por contra, presenta una serie de inconvenientes que se amplifican según crece la red.

Utilizar OSPF y MPLS no es que resulte la panacea y desaparezcan todos los problemas de red que puedan aparecer; tampoco será la única vía para conseguir los beneficios que indicamos a continuación, pero sí permite hacerlo de una forma organizada, estructurada y prepara la red para crecer tanto como sea necesario. De la unión de OSPF y MPLS con Mikrotik, podemos destacar:

  • Combinado con control de acceso vía PPPoE, frente a DHCP o direccionamiento estático, reducirá el tráfico de broadcast.
  • Se podrán establecer diferentes servidores PPPoE, uno por nodo de acceso, de forma que una denegación de servicio en uno de ellos, no afecte al resto.
  • En términos de alta disponibilidad, cuando existan diferentes caminos físicos, la red podrá balancear el tráfico entre todos ellos o hacer fail over ante la caída de uno de los enlaces.
  • Mediante la creación de circuitos virtuales VPLS extremo a extremo, el abonado no podrá ver ningún equipo intermedio desde su nodo de acceso hasta la cabecera. Incremento de la seguridad.
  • Se podrán establecer políticas de ingeniería de tráfico.
  • Se dispondrá de diferentes contadores para utilizar en fases de diagnóstico cuando las redes fallen. Muy útiles para detectar enlaces punto a punto inestables.
  • Se podrán trasladar diferentes tipos de servicio desde cabecera a cada nodo, independientes entre sí, con diferentes prioridades (PPPoE para el servicio estándar, Hotspot con DHCP para un acceso público y gratuito y un servicio priorizado para un cliente con necesidades especiales, por poner ejemplos).
  • El uso combinado de OSPF y MPLS con Mikrotik, frente a utilizar únicamente OSPF para mover la red a capa III, permitirá mantener una gestión centralizada de usuarios, control de acceso, QoS, Firewall, así como creación de esquemas de acceso en alta disponibilidad.

Planificación. Clave del proceso de migración de capa II a capa III con OSPF y MPLS con Mikrotik.

La pregunta habitual realizadas por los operadores de las redes que migramos y a las que practicamos estas configuraciones es:

¿Y esto qué repercusión tendrá sobre los abonados? ¿Se van a enterar de los cortes?

En una entrada anterior de nuestra sección de noticias hablábamos de un caso reciente, en el que habíamos practicados estas configuraciones para una red en producción. Tal y como ahí indicamos, hay un único corte cada vez que se establece el túnel VPLS y se desconecta el nodo del bridge existente (efecto recursivo para nodos en cascada).

Pero para que la migración de la red para utilizar OSPF y MPLS con MikroTik, o con cualquier otro fabricante, así como cualquier otra configuración, no sea estresante para el operador ni para los abonados, hay que llevar a cabo un proceso de planificación.

En esta planificación se tratarán asuntos como equipos a instalar en función del tráfico a soportar, según naturaleza del suministro eléctrico, opciones de climatización, etc.

zona-wifi-hotspot

También será importante saber si además del nodo Mikrotik, existirá algún elemento que a modo de concentrador se utilice para alimentar el conjunto de antes de enlaces y paneles que haya en el nodo. Esto afectará a la forma en la que direccionar y organizar los servicios.

Y sobre todo, será fundamental disponer de un mapa de la red, en el que se identifiquen todos los equipos, así como las interfaces utilizadas para interconectar cada uno de ellos. En capa III, ya no vale utilizar cualquier interfaz.

La planificación es fundamental en el proceso de migración de red a OSPF y MPLS con Mikrotik.

Si te ha gustado, ayuda a que llegue a más usuarios. ¡Comparte!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone